El Ascenso de productos Hispanos en EEUU

En la actualidad hay poco más de 45.5 millones de hispanos en Estados Unidos; esto significa que el 15 por ciento de la población estadounidense (casi uno de cada siete habitantes) es hispana.



La hispanización de Estados Unidos y el acceso de los latinos a la clase media remarca un fenómeno: la expansión del mercado hispano. Las grandes empresas están diseñando campañas específicas para alcanzar a dichos consumidores, reforzando el bilingüísmo que se impone en el país. Los latinos aprovechan su ventaja cultural para competir a través de la expansión de pequeñas y medianas empresas. Miami ha consolidado su ventaja locacional como capital del mercado hispano y centro intercambiador que reduce los costes de transacción para hacer negocios entre Estados Unidos y América Latina.


Durante décadas, los supermercados hispanos y los pasillos de productos hispanos de las cadenas de tiendas de abarrotes han estado dominados por alimentos que provienen directamente de América Latina o de compañías estadounidenses que intentan emular a los productos latinoamericanos, como los quesos, las especias y los productos enlatados.

Ha habido poca innovación en estos productos desde los años 70 y 80 cuando la inmigración hispana en EEUU estuvo en auge y las compañías respondieron con productos para satisfacer al nuevo consumidor exigente que buscaba productos hispanos auténticos.


La población hispana de Estados Unidos sigue creciendo a un ritmo acelerado impulsada principalmente por los hispanos nacidos en este país.

Este cambio demográfico ha llevado a un frenesí de innovaciones en el espacio de productos hispanos, ya que los Millennials y GenZers hispanos no solo desean autenticidad en el espacio de bebidas y alimentos latinos, sino que también buscan infundir su origen estadounidense en esos productos que ellos aman.


las marcas latinoamericanas deben tener en cuenta las siguientes características de esta población a la hora de ofrecerle sus productos:

  1. Juventud: hace que estén dispuestos a probar nuevos productos, pero al mismo tiempo hace que compren con la mirada puesta en la billetera.

  2. Bilingüismo: facilita que se vuelvan consumidores más sofisticados porque están expuestos a un grupo de personas más diverso.

  3. La comida los une: utilizan los alimentos para fomentar las relaciones con los demás preparando comidas y saliendo a comer.

  4. Vive entre dos culturas: tienen mente abierta y están dispuesto a probar productos.

Los hispanos pueden introducir productos latinos al mercado e iniciar tendencias que se popularizan, ya que les gusta compartir sobre sus raíces latinas con otros. Pese a que la mayoría de los competidores buscan ofrecer valor y buen precio, para sobresalir, las marcas deben ofrecer algo más. Es importante entender el alcance de cada tipo de tienda y el hecho de que los hispanos tienen asociaciones claras sobre qué esperar en cada tipo de tienda.


Las marcas privadas representan un reto para las marcas independientes y menos conocidas, que les dificulta tener presencia en góndola y competir por precio. El mercado hispano no es homogéneo, es competitivo y la asociación de los productos con un país latinoamericano no es una ventaja competitiva sostenible en el largo plazo para la mayoría de los productos.


.

© 2018 por GLOMARKET SA DE CV